Federer introduce cambios en su equipo técnico

Federer introduce cambios en su equipo técnico

Roger Federer y Stefan Edberg no seguirán trabajando codo con codo. El helvético y el sueco separarán sus caminos y pondrán fin a una relación profesional que se ha prologando durante dos temporadas.

Después de un 2013 para olvidar, optó por recurrir a los servicios de Edberg. Junto a él, ha emergido otra vez la figura del campeón de 17 ‘Grand Slams’. Es justo lo que Edberg se propuso antes de unirse al equipo de Federer. “Después de un asombroso 2014, decidí continuar un año más, pero con el acuerdo claro de que sería mi último año. Creo que Roger tiene aún mucho que dar al tenis y es capaz de ganar los grandes torneos”, dijo para despedirse alguien que se lleva, ante todo, un “amigo” después de esta experiencia.

Se va habiendo cumplido con su cometido. Y es que ha conseguido que vuelva el tenis de Federer y que sea una las apuestas principales en cada torneo, como cuando dominada desde la cúspide de la clasificación este deporte.  Solo un Novak Djokovic intratable impidió que, al lado de Edberg, regresara al cuadro de los grandes. Hasta en tres ocasiones, dos en Wimbledon (2014 y 2015) y una en el Open de EE.UU (2015), ha evitado que alcanzara el decimoctavo título porque fue su rival en esas tres finales.

Ljubicic sustituirá a Edberg

 

250px-Ivan_Ljubičić_Umag_2008_(1)

Dicha misión dependerá de Ivan Ljubicic de ahora en adelante. Será el encargado de dar continuidad al trabajo de Edberg, siempre a la sombra de Severin Luthi. Éste último es su entrenador principal desde 2008 y se mantendrá como tal, mientras que Ljubicic ejercerá de su nuevo Edberg, es decir, un papel de asesor y psicólogo deportivo para afrontar los momentos de mayor dificultad. La confianza es clave para tener éxito y durante un año (2013) Federer la perdió.

Empezará su aventura al lado de Ljubicic en Brisbane, donde defenderá título a partir del 2 de enero. A sus 34 años Federer no ha dicho todavía su última palabra y tiene, al menos, una temporada más por delante para desmarcarse aún más en la tabla histórica de Pete Sampras (14) y de Rafa Nadal (14), el único en activo de sus dos inmediatos perseguidores.

El que fuera profesional entre 1998 y 2012 podrá ser de utilidad a Federer en el primer tramo del curso y en su parte final, o sea, mientras las pistas rápidas sean las protagonistas. Al menos fue en las que Ljubicic destacó durante el tiempo que coincidió en el circuito con el considerado por muchos el mejor tenista de todos los tiempos.

Arrancará el 2016 con una cosecha total de 8,265 puntos desde la tercera plaza de la general y con retos por alcanzar lejos de los campeonatos de la ATP. En 2016 se le presentará su última oportunidad de lograr un oro olímpico a nivel individual. Federer conquistó dicho metal en Pekín junto a Stan Wawrinka en dobles y en Londres una plata en solitario, al caer en la final contra Andy Murray. En Río de Janeiro, tiene, además, previsto participar en dobles mixtos al lado de Martina Hingis.

Comentarios