Desarrollo tenístico

107En el tenis, como en cualquier otro deporte, tenemos que buscar la forma de alcanzar el máximo rendimiento, tanto deportivo como humano. Para ello veremos diversas tips que espero sean de gran utilidad, ya seamos jugadores principiantes o de cualquier otro nivel.

Tenemos una variedad de ciencias aplicadas al deporte que nos ayudarán (preparación física, psicología, nutrición, nuevas tecnologías, etc.). Ir a cursos, jornadas o simposios, nos facilita conocer el deporte en profundidad. El estudio del deporte en libros sirve para perfeccionarse tanto técnicamente como intelectualmente.

En las primeras edades (5-8 años) es importante la educación polivalente (realizar diferentes deportes). En el tenis, los juegos deben de ser muy variados, que desarrollen la percepción y la coordinación. Los niños deben tener muchas experiencias sensoriales, perceptivas y motrices en su desarrollo.

Los entrenamientos deben ser de calidad, no es tan importante la cantidad que puede llevar a sobreentrenamientos o cansancio (los tenistas se “queman”). Sería interesante, e incluso conveniente, compaginar diferentes superficies de juego (hierba, tierra batida, rápida, etc.), diferentes ambientes de entrenamiento, diferentes clubes, diferentes climas. Los entrenamientos deberían ser divertidos, cambiando siempre de ejercicios, buscando ejercicios originales, para lo que hace falta mucha creatividad. Entrenar toda la variedad de golpes en tenis, también diferentes estrategias y tácticas. Debe haber ambiente agradable y comunicación positiva entre profesor y tenistas, entre los propios tenistas y también entre los diferentes profesores. Entrenar siempre condiferentes compañeros (no siempre los mismos, con jugadores más agresivos o menos, que corten o liften la bola, jugadores con diferentes tácticas y estrategias, de diferentes sexos, capacidades y actitudes.

Es bueno relacionarse con deportistas de otras especialidades que nos dan inspiraciones para aplicar a nuestro deporte.

Un tenista en formación puede y debe tener diferentes profesores, aunque siguiendo unas pautas bien definidas para que no haya contradicciones técnicas y equivoquemos al jugador. Incluso traer profesores de fuera, extranjeros o de diferentes regiones o clubs.

El profesor debe comunicarse con los jóvenes en el lenguaje de los jóvenes. Debe utilizar diferentes canales de comunicación (verbal o no verbal) y siempre de forma abierta, fluida y eficaz.

Los entrenadores deben poseer una variedad de comportamientos y herramientas técnicas para diferentes situaciones. Deben tener la capacidad de tratar a distintos tipos de jugadores, problemas y situaciones.

Hay diferentes tipos de enseñanza y diferentes medios que deberán utilizar debidamente en cada momento.

Se debe introducir en los entrenamientos todo tipo de variantes que se asemejen a las competiciones, para que no se encuentren sorprendidos ante situaciones competitivas poco normales o inesperadas. También se debe enseñar a dar respuestas adecuadas a esas situaciones (por ejemplo: situaciones de presión ambiental, limitaciones de medios o materiales, etc.).

En competición debemos estar preparados para diferentes situaciones: ganar o perder, tener los consejos de un capitán o no (autonomía de un jugador), presencia de familiares o no, etc.

Para el descanso es eficaz tener una gran variedad de procedimientos (ejercicios de relajación, sauna, masaje, entrenamientos extradeportivos, descanso activo con práctica de otros deportes, etc.).

El deportista debe tener objetivos tanto a nivel deportivo como en las demás actividades que realice (educación, social, etc.).

Es conveniente para los deportistas tener el apoyo necesario de entrenadores, psicólogo, familia, amigos, etc.

Es muy importante que el jugador, de cualquier nivel, se divierta. Cuando hay excesivo sufrimiento el cuerpo y la mente acaban por “explotar” por algún sitio (lesión, abandono, frustración, etc.). El deporte con sufrimiento no es conveniente para el deportista, puede dar buenos resultados a corto o medio plazo, pero a largo plazo no es bueno a nivel de desarrollo y satisfacción individual.

A los directivos y organizadores de nuestro deporte les pediríamos que tengan variedad a la hora de: promover y organizar campeonatos originales, hacer clinics, formar grupos o niveles, dar premios, etc.

Aunque se ha generalizado, siempre hay que tener en cuenta los gustos y preferencias de los deportistas. No todos son iguales ni aceptan ni se adaptan de igual forma a las diferentes situaciones.

Todo esto tiene unas ventajas para el desarrollo deportivo y humano.

Al enfrentarnos a diferentes circunstancias ganamos confianza en nosotros mismos, tan importante en el deporte.

Con todo ello hacemos del tenis algo vivo, dinámico, divertido y evitamos la monotonía, el cansancio y los abandonos.

Con las diferentes situaciones, experiencias y sensaciones, el deportista desarrolla todos sus sentidos al máximo y potencia sus capacidades físicas y mentales.

Joaquín Lago Mediodía
jlagopsico@cop.es

Psicólogo del Deporte
Colegiado CV 03307
Director de Psicocalp: Centro de Psicología, Salud y Rendimiento

Comentarios