Federer da paso a las nuevas generaciones

Su derrota en un Open de Australia en el que se había impuesto en las dos últimas ediciones, ante Tsitsipas, supone un cambio drástico en la hegemonía del circuito masculino.

En la edad dorada del tenis, uno de sus grandes genios parece que comienza a abdicar. Roger Federer acumula, tras su derrota en el Open de Australia, un año completo sin ganar ni un solo Grand Slam y a pesar de que aún pueda plantear guerra en los torneos más importantes del circuito, parece complicado que eleve mucho más su palmarés.

Mucho tiempo se lleva hablando de que la generación de jóvenes debería dar un paso al frente y lograr batir al trío formado por Rafael Nadal, Novak Djokovic y el propio Federer, tres hombres que se han llevado 51 Grand Slams en total y que siguen siendo el gran reclamo publicitario en este deporte, firmando contratos estratosféricos como el que consiguió el de Basilea en año pasado con la marca de ropa Uniqlo.

Sin embargo, en la eliminatoria de octavos de final entre Roger y Stefanos Tsitsipas, uno de los prodigios del tenis masculino, se cumplió con los peores presagios para el de Basilea, que cedió en cuatro sets y perdió de esa manera una corona que era la última de los cuatro ‘grandes’ que le quedaba en su posesión.

Federer, Djokovic y Nadal, en sus últimos tiempos

De esta manera, el griego, que después superó a un Roberto Bautista que llegaba lanzado tras su victoria en Doha, el siguiente torneo conquistado por el castellonense después de su triunfo en Dubái el año pasado, se confirma a sus 21 años como uno de los futuros con mayor esperanza en la ATP, un testigo entregado por el gran maestro de todos los tiempos, Federer.

Y es que, el suizo era junto con Djokovic y Nadal uno de los grandes favoritos para alzarse con el título en el Abierto australiano. Cierto es que el serbio llevaba como principal candidato, gracias a su excelente momento de forma, recientemente mejorado por su nueva alimentación, pero Rafa siempre presenta batalla. Aunque, conviene saber que este es el Grand Slam en el que más le cuesta ganar, en el que se descubren sus números en este Melbourne Park. Eso sí, la realidad es que las lesiones allí han sido una de sus principales causas por las que no ha terminado de dominar este Open como otros torneos. Todo esto hace que, Djokovic y Nadal a partir de ahora tengan que estar preocupados por más tenistas aparte de por ellos dos y Federer, pues parece que por fin hay otros que pueden vencerles y, por lo tanto, pelear por los campeonatos más prestigiosos del mundo.

Tsitsipas y Zverev encabezan la ‘Next Gen’

Tsitsipas es uno de ellos, pero también se puede destacar a hombres como Alexander Zverev, Borna Coric, Thanasi Kokkinakis, Frances Tiafoe, Denis Shapovalov u otros tenistas que apenas cuentan con 20-22 años y que en ciertas ocasiones están luchando con los mejores.

Eso sí, difícil será que las próximas generaciones cuenten con una regularidad tan asombrosa como la que seguimos viendo. Djokovic, Nadal y Federer han dominado durante 15 años prácticamente en los que apenas han cedido un puñado de ‘grandes’ a ciertos elegidos como Andy Murray, Marin Cilic, Stanislas Wawrinka o Juan Martín del Potro.

Comentarios